CANCER FAMILIAR

El cáncer es una enfermedad causada por alteraciones genéticas de las células de los diferentes tejidos del cuerpo humano, en la mayoría de los casos de causa espontánea. Sin embargo se han identificado síndromes de predisposición al cáncer (SPC) para alrededor del 10% de todos los casos, causados por mutaciones en línea germinal en genes de predisposición al cáncer (GPC).

La identificación de los individuos portadores de las alteraciones en GPCs permite su inclusión en programas de prevención y seguimiento.

Los cánceres diagnosticados en individuos con SPCs suceden en edades más tempranas que aquellas en las que se diagnostican los mismos tumores cuando la causa es espontánea.

El cáncer infantil, por tanto, puede ser la primera manifestación de un SPC en una familia. En el mayor estudio pediátrico hasta la fecha, Zhang y colaboradores encontraron un SPC subyacente en el 8,5% de los cánceres infantiles. En este estudio los autores compararon la secuencia genética del tumor frente a la línea germinal, para identificar las mutaciones en GPCs.

Este enfoque no permitió dilucidar los SPCs causados por mutaciones de línea germinal heredadas (de los progenitores) frente a mutaciones de novo. De hecho, para determinar el patrón de herencia y, por lo tanto, el riesgo de recurrencia en otros miembros de la familia, se necesita un enfoque trío: secuenciación y comparación entre las líneas germinales de padre-madre-hijo.

Los padres de un niño con cáncer podrían estar clínicamente no afectados debido a variabilidad fenotípica, penetrancia incompleta, riesgo de cáncer específico de género, y exposición ambiental, aún siendo portadores.

El cáncer del niño ya puede indicar un SPC y por lo tanto ayudaría a identificar cualquier riesgo de cáncer en los hermanos. La identificación de una predisposición familiar ofrece la oportunidad de vigilancia de cáncer temprano en los familiares en riesgo.

Nosotros en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús nos proponemos secuenciar sistemáticamente el exoma completo (WES) de niños diagnosticados de cáncer y sus progenitores, junto con la recopilación de información demográfica, médica, y datos de la historia familiar.

El objetivo es investigar la posibilidad de un SPC subyacente y su patrón de herencia. Este estudio ayudará a conocer el riesgo de desarrollar cáncer en otros miembros de la familia, incluyendo los hermanos de un niño diagnosticado con cáncer.

Nuestro enfoque no solo ayudará a identificar un SPC clásico, sino también detectará el efecto combinatorio de dos variantes de riesgo independientes en la misma vía de señalización. Este tipo de patrón de herencia podría contribuir a explicar la aparición temprana de cáncer en niños y adultos jóvenes y por lo tanto posibilitará realizar un diagnóstico precoz, e implementar medidas preventivas.

Nos encontramos ahora evaluando y consiguiendo las necesidades económicas para este proyecto que derivan de los costes de secuenciación (WES) para cada trío, estimada en 1800 € por trío, costes de almacenamiento de big data derivado de la secuenciación, acceso a software de análisis y bases de datos, y contratación de un experto en bioinformática y bioestadística. En función de la dotación presupuestaria conseguida se podrán incluir un número diferente de casos.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

13 − 2 =