LA HUMANIZACIÓN EN EL CÁNCER INFANTIL

Cuando un niño o adolescente enferma de cáncer, enferma él y tiene un impacto en toda la familia; los padres, hermanos, abuelos, otros familiares. El proceso de tratamiento y recuperación es muy largo y durante el mismo, toda la familia sufre todos los avatares de la enfermedad.

Al enfermar el niño y requerir ser hospitalizado, surge el problema de extraerlo de su entorno habitual y de sus mecanismos de seguridad como son su casa y su familia para introducirlo en un medio totalmente desconocido, agresivo y hostil para él.

Por eso, se hace imprescindible humanizar la asistencia hospitalizaria, crear entornos que favorezcan una sensación de bienestar resulta indispensable dentro del concepto de “Humanización Hospitalaria”, convirtiendo al niño y su familia en el centro de toda intervención.

Recientemente, la Fundación Infantil Ronald Mc Donald ha celebrado un primer encuentro sobre el cuidado del niño enfermo de cáncer, centrado en la familia, en el que he tenido la suerte de participar.

Para poder acceder https://www.youtube.com/watch?v=bcF2ePu9lNk

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

diez − cinco =